¿Cuál será la estrategia para la descarbonización y la neutralidad climática?

estrategia para la descarbonización y la neutralidad climática
De los 334 millones de toneladas de CO2 equivalente en 2018, se pasaría a un máximo de 29 millones.

La descarbonización y la neutralidad climática en España ya es una realidad. El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha aprobado la “Estrategia a Largo Plazo para una Economía Española Moderna, Competitiva y Climáticamente Neutra en 2050” que marcará el camino para que el balance de las emisiones de gases de efecto invernadero llegue a cero.

Esta ruta se ha trazado siguiendo diferentes criterios de cohesión social, equidad y transición justa. Con el objetivo de que, a mediados de siglo, el consumo de energía -incluyendo edificios, transporte y sectores económicos- sea renovable. Así, se mejorará la Salud y la calidad de vida de los ciudadanos.

En este post vamos a explicar en qué consiste esta Estrategia y los distintos ejes que pretende abarcar. ¡Te animamos a seguir leyendo!

¿Cuántas toneladas de CO2 dejarán de emitirse?

En primer lugar, cabe señalar que la fecha límite que se han propuesto el Ejecutivo español para cumplir con su plan es 2050. Esto significa que, antes de dicha fecha, las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse en un 90% frente a los niveles de 1990. Esto significa que, de los 334 millones de toneladas de CO2 equivalente en 2018, se pasaría a un máximo de 29 millones.

Esta neutralidad climática terminaría por alcanzarse cuando los reductores de carbono, como bosques, océanos o suelos, absorban el 10% restante (unas 37 millones de toneladas de CO2 equivalente).

Hacia la reducción de emisiones y el ahorro energético

El ahorro y la eficiencia energética tienen un papel fundamental en la Estrategia, reduciendo los consumos de energía primaria y final. De este modo, España pasará de importar el 73% de la energía consumida en 2018 al 13% en 2050, lo que implicará un ahorro acumulado en importaciones de combustibles fósiles entre 2021 y 2050 

Lucha contra el Cambio Climático

Uno de los principales puntos que plantea esta ruta es la lucha contra el Cambio Climático, con la implantación de energías renovables a mediados de siglo. El proceso de transición de cada sector permitirá una reducción de contaminantes primarios asociados a la polución atmosférica como el dióxido de azufre (SO2), que disminuirán un 55%; los óxidos nitrosos (NOX), que se reducirán un 38% y las partículas finas PM2.5, cuya presencia descenderá un 36%.

Creación de empleo

Otro punto interesante es la creación de empleo de la Estrategia para la descarbonización y la neutralidad climática. España puede ocupar una posición de liderazgo en nuevos segmentos de la cadena de valor como los asociados a la Economía Circular o a la digitalización. De hecho, se prevé que aumentará un 1,6% en 2050, generando unos 300.000 empleos al año a lo largo de este periodo.

Por otro lado, un punto interesante de la Estrategia es la reforestación de 20.000 hectáreas al año entre 2020 y 2050. La conservación y ampliación de esos espacios constituye una herramienta para luchar contra la pérdida de biodiversidad y, además, está asociada a actividades económicas y a la generación de empleo, especialmente en entornos rurales.

Residuos y Economía Circular

La puesta en marcha de la Estrategia permitiría reducir un 81% las emisiones de este sector en 2050 en
relación al año 2015. Las actuaciones derivadas de la implementación de la Economía Circular supondrían un aumento del reciclaje y las materias primas secundarias que se traducirían en una reducción de emisiones.

Se potenciará la implementación de tecnologías ya maduras o que ya están en fase avanzada en la actualidad como:

  • El compostaje, la digestión anaerobia y la captación de biogás (con o sin upgrading).
  • Se promoverán cambios de comportamiento de la población para fomentar la mayor y mejor separación de residuos para incrementar su reciclado.

¿Cómo afectará al ciudadano la descarbonización y la neutralidad climática?

La ciudadanía se situará en el centro de este cambio, que se abordará desde una perspectiva de equidad y justicia social, con especial atención a los colectivos y sectores vulnerables. Se crearán oportunidades de empleo sostenible, especialmente en el entorno rural, y abordando el reto demográfico.

Deja un comentario