¿No lo utilizas? Puedes compartirlo

Imagen de portada: Unsplash. Elaine Casap

Actualmente existen herramientas digitales que posibilitan compartir o alquilar objetos como un taladro, una lavadora o una bicicleta. El espíritu y la acción del consumo colaborativo y la economía compartida intentan frenar las compras compulsivas y en ocasiones innecesarias y busca un triple objetivo: reducir el impacto ambiental, socializar el uso de bienes y servicios, y ahorrar dinero.

En este artículo podrás conocer algunas ideas que contribuirán a reducir tu impacto ambiental. Ideas como una plataforma pensada para ser espacio virtual donde hay objetos que los miembros de la comunidad pueden coger en préstamo. Para ello, cada persona hace lista de lo que tiene en casa y está dispuesto a prestar. Esta información se pone a disposición de la comunidad a través de la plataforma y, cuando alguien necesita algo, consulta quién lo tiene disponible y lo pide.

Ejemplos como este son cada vez más frecuentes en sociedades comprometidas con su entorno. Puedes acceder a más información leyendo el artículo “Vamos a compartir el taladro, la lavadora, el coche y la tienda de campaña” escrito por Javier Rico con la colaboración de la Fundación Ecolec.

Deja un comentario