La alfombra que pisas también se recicla

Las tarimas, los colchones o las alfombras también se reciclan, aunque muchas veces nos preguntemos cómo. ¿Dónde acaban, tras una reforma o una demolición, las persianas, moquetas, toldos, tarimas, parquets o radiadores que tanto uso cotidiano le damos?

Y no solo hablamos de hogares, sino también de comercios, hoteles, centros de enseñanza, museos, hospitales, cines, organismos públicos… Desgraciadamente, y según denuncia el Grupo de Interés Áridos Reciclados de Residuos de Construcción y Demolición, más de la mitad de este tipo de desechos acaba vertido de forma ilegal o no tratado adecuadamente. “Actualmente solo se recicla el 35% de este tipo de residuos, cuando las directivas europeas obligan a que sea un 70%”.

El impacto de estos residuos puedes conocerlo con más detalle en el artículo “¿Qué pasa con los millones de alfombras, paraguas y colchones desechados cada año?”, escrito por Javier Rico en colaboración con la Fundación Ecolec.

Deja un comentario