Los 10 juguetes electrónicos que ya no sirven y que deberías reciclar

Llega la Navidad y con ella la deseada Carta a los Reyes Magos. Tecnología y juguetes electrónicos suelen copar la mayoría de las peticiones a sus Majestades los Reyes de Oriente. ¿Quién no recuerda los primeros coches teledirigidos, el MP3 o el Discman? Muchos de estos juguetes y aparatos fueron los favoritos durante varias décadas y hoy en día es frecuente encontrarlos almacenados en cajones y armarios de casa.

Con la llegada del Año Nuevo todos nos planteamos nuevos propósitos para cumplir. ¿Por qué no proponerse reciclar todos esos aparatos que ocupan espacio y pueden ser muy contaminantes? Seguro que en casa encuentras alguno de estos diez juguetes electrónicos cuyo reciclaje es más que conveniente.

Los 10 juguetes electrónicos más exitosos que hay que reciclar

  1. Walkman (año 1979): inseparable compañero que permitió la introducción de los dispositivos inalámbricos y en el que podíamos escuchar la cara A y la cara B del casete.
  2. Coche teledirigido (año 1980): comenzando por el cable y pasando por el radiocontrol, estos vehículos de juguete se movían gracias a su batería de pilas.
  3. Discman (año 1984): reproductor de CD portátil en el que pasar de canción ya no era un problema.
  4. Game Boy (año 1992): con su inseparable amigo Mario Bros, todavía recordamos cómo había que limpiar los juegos antes de conectarlos a la máquina.
  5. Teléfono móvil Nokia (año 1992): fue el primer móvil con soporte para el estándar GSM que aún utilizamos a día de hoy. Su aspecto de ladrillo le permitía tener una batería que nunca se acababa.
  6. Lectores de libros electrónicos (año 1996): más conocidos como ebooks, estos dispositivos de pantalla retroiluminada han cambiado nuestra forma de leer ya que permiten llevar varios libros electrónicos en un solo dispositivo.
  7. Tamagochi (año 1997): el famoso electronic egg que consistía en cuidar a una mascota virtual que en ocasiones pedía más comida de la cuenta.
  8. Play Station (año 1999): con la aparición de esta consola los adultos comenzaron a ser usuarios habituales de videojuegos.
  9. El MP3 (año 2001): donde la música no tenía fronteras y nos acompañaba hasta el fin del mundo.
  10. iPad (año 2011): aunque ya existían las tablets en el mercado, el iPad fue uno de los productos más demandados hace ahora ya ocho años.

La importancia de reciclar los juguetes electrónicos

Aunque al mirarlos y recordar todos los buenos momentos que vivisteis juntos no lo parezca, estos aparatos son ahora basura electrónica. En la mayoría de los casos, está guardada en un cajón o en el trastero de casa, y contiene materiales como el aluminio, cobre, hierro, que pueden ser aprovechados nuevamente y reintroducidos en el ciclo productivo, promoviendo así la economía circular en el ámbito electrónico.  

¿Cómo “reciclar” los juguetes electrónicos?

Antes de proceder al reciclaje de los juguetes electrónicos desde su punto de vista más técnico, no hay que perder de vista que previamente hay que intentar darles un “segundo uso”. Hay varias maneras de hacerlo: podemos empezar por reutilizar el juguete para que cumpla una función distinta de la que se creó, por ejemplo, como elemento decorativo o funcional en el hogar. Otra posibilidad es dar ese juguete que ya no se usa a algún conocido que sabemos puede darle un buen uso alargando la utilidad del mismo. Finalmente, si están en buen estado, podemos donarlos para que, a través de fundaciones, organizaciones o asociaciones, se los hagan llegar a distintos colectivos sociales con los que trabajan estas entidades. Un ejemplo claro lo vemos a través del programa de recepción de videoconsolas impulsado por la Fundación Juegaterapia.

Volviendo al reciclaje desde un punto de vista más técnico, al igual que el resto de residuos eléctricos y electrónicos, este tipo de juguetes puede llevarse a un punto limpio o bien, en el caso de los aparatos de menor tamaño (Discman, teléfono móvil o videoconsola), depositarlos en la tienda de electrodomésticos más cercana al domicilio sin necesidad, en principio, de comprar un aparato equivalente. 

El reciclaje de los juguetes eléctricos y electrónicos supone aplicar un proceso muy similar al resto de pequeños aparatos eléctricos y electrónicos como pudiera ser una plancha, un secador de pelo o un cepillo de dientes eléctrico.

El proceso de reciclaje comienza en el momento en el que el juguete eléctrico y/o electrónico es desechado, recogido y transportado para su almacenaje y posterior tratamiento, y finaliza una vez obtenidas las materias primas a partir de las cuales se fabricarán nuevos aparatos eléctricos o electrónicos, como nuevos juguetes u otros productos para su puesta en el mercado, es decir, su nueva introducción en el ciclo de vida.

Dónde reciclar los juguetes eléctricos que ya no funcionan

Contribuir al proceso de reciclado de residuos electrónicos es sencillo. Sólo es necesario que lleves esos juguetes obsoletos o que no funcionan al punto de recogida. Dispones de varias opciones (punto limpio, punto de venta o #GreenShop); sólo tienes que acudir al que esté más cerca de tu casa.

Si no tienes claro dónde están, puedes utilizar nuestro buscador de puntos para reciclar aparatos electrónicos y darles una segunda vida.

Photo by Darren Bockman on Unsplash

Deja un comentario