Cinco razones para reciclar los aparatos eléctricos y electrónicos que ya no usamos

Cinco razones para reciclar los aparatos eléctricos
Se pueden pueden recuperarse y aprovecharse en la fabricación de nuevos aparatos

Desde Fundación Ecolec os queremos dar cinco razones para reciclar los aparatos eléctricos y electrónicos y para que toméis conciencia de cómo podemos contribuir al desarrollo sostenible y al cuidado del Medio Ambiente con un gesto como el de llevar a reciclar esos Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).

Con la proximidad de fechas tan señaladas como el Black Friday, el Cyber Monday y por supuesto las fiestas navideñas, es una realidad que las ventas de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) se disparan. Además de realizar una compra sostenible y responsable, valorando, por ejemplo, la eficiencia energética de los aparatos comprados y también la necesidad real que tenemos de ellos, debemos ser conscientes de la importancia que tiene el correcto reciclaje de los RAEE. Esos móviles antiguos y tablets que tenemos olvidados dentro de un cajón tienen todavía una importante función que cumplir ¿Quieres saber cuál? Te lo contamos:

¿Por qué debemos reciclar los RAEE que ya no utilizamos?

1. Porque evitamos la contaminación de nuestro entorno y protegemos así la salud de todos. Nuestros móviles, ordenadores, tablets e incluso tarjetas de crédito contienen sustancias peligrosas como el mercurio, el plomo, el cadmio o el níquel que podrían ser muy dañinas para el Medio Ambiente y la salud si no se tratan adecuadamente cuando se convierten en residuos, ya que pueden filtrarse a la tierra, al agua o liberarse al aire. Solo el fósforo que hay dentro de un televisor podría contaminar hasta 80.000 litros de agua ¿Lo sabías?

2. Porque mejoramos el aprovechamiento de los recursos naturales, que son finitos. Más del 90% de los materiales con los que está fabricado un teléfono móvil (que contiene hasta 40 elementos de la tabla periódica, como cobre, estaño, cobalto, plata, oro y paladio) pueden recuperarse y aprovecharse en la fabricación de nuevos aparatos que tienen el mismo rendimiento, calidad y garantías que uno de primera mano. Así estamos evitando también la extracción de nuevas materias primas en la Naturaleza.

3. Porque fomentamos la Economía Circular. Con este modelo de gestión de los recursos que ofrece el planeta se establece un ciclo circular que evita el despilfarro de las materias primas y se apuesta por la reutilización de materiales cuando su vida útil se agote. Sin olvidar lo económico, se prima el beneficio social y medioambiental.

4. Porque colaboramos en la creación de puestos de trabajo. Son muchas las plantas de reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que hay repartidas por todo el territorio nacional, y, poco a poco, cada vez son más. Esto quiere decir que el sector de los residuos es uno de los mayores generadores de empleo verde en España.

5. Porque contribuimos a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, relacionados con la creación de Ciudades y Comunidades Sostenibles (ODS 11), la Producción y Consumo Responsables (ODS 12) o la conservación de la Vida de Ecosistemas Terrestres (ODS 15), entre otros. El correcto reciclaje de RAEE permite recuperar materiales indispensables para los procesos productivos, reduciendo costes de fabricación que la industria puede destinar a inversión en I+D+i para fabricar aparatos más eficientes e inteligentes.

Como ves, los RAEE pueden, por tanto, convertirse en un gran problema para el Medio Ambiente, o por el contrario en una oportunidad para frenar el Cambio Climático y generar una prosperidad económica y social fundamentada en la Sostenibilidad. Todo depende de nosotros, y de cómo gestionemos nuestros Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) una vez finalicen su período de vida útil. ¿Qué os han parecido estas cinco razones para reciclar los aparatos eléctricos y electrónicos? ¿Podemos contar contigo?

Deja un comentario