Distribuidores

Recogida

Hoy en día, los ciudadanos utilizamos cada vez más aparatos eléctricos y electrónicos pues están presentes en nuestro día a día. Pero lo que muchos no saben es que estos dispositivos pueden tener una segunda vida, si entre todos garantizamos su reciclaje.

Una vez que el producto ha llegado al final de su vida útil, se convierte en residuo. Es en ese momento cuando hay que recuperarlo para que pueda ser reciclado y contribuir así con el cuidado del medio ambiente.

Por eso, la fase inicial es la más importante del proceso: la recogida capilar. En este momento los ciudadanos depositamos nuestros aparatos, pilas y acumuladores en los contenedores que los supermercados y grandes o pequeñas superficies ponen a nuestra disposición. Posteriormente, desde Ecolec nos encargamos de recogerlos y transportarlos a las plantas de reciclaje donde, finalmente, se reciclan y se convierten en nuevas materias primas con la que se pueden fabricar nuevos productos.

La recogida selectiva de los RAEE se lleva a cabo a través de los puntos de distribución (grandes superficies y pequeños comercios. Desde ahí se llevan a los centros de almacenamiento temporal, y posteriormente a plantas de clasificación y tratamiento de residuos peligrosos y no peligrosos.

Se recogen las pilas, acumuladores y baterías tanto de origen doméstico o comercial (puntos Limpios, puntos de recogida municipales, contenedores específicos en los comercios donde se venden aparatos eléctricos, pequeños comercios o grandes superficies).

Por su parte, los distribuidores cumplen un papel muy importante en este ciclo y tienen una serie de obligaciones en el desempeño de su actividad en cuanto a los RAEE se refiere:

  • Los distribuidores de RAEE deberán aceptar la entrega por parte del usuario de un RAEE de tipo equivalente o que realice las mismas funciones al que adquiere en su establecimiento. Esta entrega será de forma gratuita, en el mismo establecimiento o en el hogar del usuario.
  • Si el distribuidor posee un establecimiento de venta con una superficie superior a 400 metros cuadrados, deberá aceptar la entrega de RAEE muy pequeños (de hasta 25 cm) de forma gratuita y sin obligación de compra de un nuevo dispositivo por parte del consumidor.
  • Los distribuidores que comercializan aparatos eléctricos y electrónicos a través de la venta a distancia están también obligados a recoger de forma gratuita los RAEE de tipo equivalente en el mismo punto de entrega del aparato o en el domicilio del comprador.

¿Te interesa? ¡Compártelo!